¿Cuáles son los tipos de contenedores para el transporte de mercancías?

Los contenedores para el transporte de mercancías son imprescindibles en la actividad logística, puesto que no solo permiten el traslado de los productos de un lugar a otro en barco, avión o tren, sino también su almacenaje. Estos containers, que protegen a la carga de malas condiciones meteorológicas o de posibles golpes, pueden ser, además, de diferentes tipos. ¿Los conoces? Si no es así, te contamos todos los detalles que necesitas saber acerca de los que existen y sus principales características.

Todos los tipos de contenedores para transportar mercancías

En primer lugar, debes saber que los diferentes tipos de contenedores dependen del producto enviado, variando siempre en dimensiones, estructura o material. Eso sí, cabe destacar que las medidas de los contenedores se estandarizaron.

Los tipos de contenedores son los siguientes:

Reefer

Estos contenedores proporcionan una temperatura controlada. El transporte de los productos se realiza a una temperatura constante, siendo, en todos los casos, contenedores refrigerados. Los Reefer son capaces de transportar alimentos o productos a una temperatura muy baja. Deben estar conectados en el buque o en el puerto, también con los camiones en los que circulen o en un generador externo.

Dry Van

Son los más usados en la actualidad. Siendo secos, son los adecuados para todo tipo de cargas, ya sean cajas, bolsas, máquinas, mobiliario o palets.

En el mercado existen de diferentes tamaños. Asimismo, su construcción es básica y están cerrados herméticamente, sin la posibilidad de ventilación o refrigeración.

contenedores para transporte de mercancias

Open Top

Estos contenedores se encuentran abiertos por la parte de arriba, contando, además, con un techo completamente removible. La mercancía que transportan es, normalmente, muy voluminosa y puede sobresalir.

Open Side

Cuentan con una apertura lateral, con medidas estándar de 20 o 40 pies, permitiendo transportar mercancías largas.

Contenedores cisterna

Conocidos como los Tank, este tipo de contenedor es el que más se utiliza para transportar líquidos a granel (vinos, leches o aguas) o sustancias peligrosas (carburantes o combustibles, productos químicos, etc.). En su interior existe un depósito de polietileno. Las dimensiones equivalen a las de un contenedor Dry Van, aunque, eso sí, las medidas de seguridad son extremas.

Flexi Tank

Al igual que el anterior, este contenedor es para transporte de líquidos a granel y resultan una alternativa al contenedor cisterna. Se podría considerar como un container Dry Van en cuyo interior se encuentra fijado un depósito flexible, de polietileno y de un único uso: el flexibag. Su mayor ventaja es la flexibilidad que aportan.

Flat Rack

Las cargas de este contenedor son atípicas, careciendo, además, de paredes laterales, delanteras o incluso posteriores.

Ahora que conoces todos los tipos de contenedores que existen en el mercado, has podido comprobar que hay una gran variedad de containers que se adaptan a todo tipo de productos o cargas.