“Me gustaría ser inmortal para vivir el transcurso de la historia”- Carmen Sicilia

Carmen Sicilia, directora de Jurídico; miembro del Comité de Dirección y miembro del Consejo de Administración

“Me gustaría ser inmortal para vivir el transcurso de la historia”

Carmen Sicilia, aguileña de nacimiento, es la mayor de 2 hermanos. Su residencia actual es San Javier, pueblo que le encanta, pero en su corazón tiene un gran espacio para Águilas y Murcia Capital. Una por ser su tierra natal y otra por ser la ciudad donde vivió durante su etapa universitaria y de la que guarda unos recuerdos extraordinarios. Cuando acabó COU valoró las distintas posibilidades de estudios. En aquel momento no había tanta variedad de títulos como existen ahora y lo que más le gustaba era Periodismo y Derecho, finalmente se decantó por lo segundo.

Tras la universidad no quería ejercer la Abogacía prefería el sector privado, en 1999 comenzó a trabajar en Grupo Caliche. Hoy, 21 años después, hemos venido hasta la orilla del Mar Menor para conocer la faceta más personal de la directora del Departamento de Jurídico, miembro del Comité de Dirección y miembro del Consejo de Administración.

¿Qué es para ti Grupo Caliche?

Ha sido donde me he desarrollado profesional y personalmente. Caliche es diferente al resto, Caliche te conquista y te hace Caliche Adicto. Mi primer día fue una cena de Navidad, me llamaron para ir a la cena… esta empresa es diferente. En todos estos años he vivido muchas cosas aquí, he visto pasar a la empresa de 40 empleados a más de 500, he visto 3 sedes distintas porque se nos quedaban siempre pequeñas. He vivido el grupo desde sus inicios y lo he visto crecer, guardo grandísimos recuerdos de todas las etapas. A veces echas la vista hacia atrás y da vertido ver todo lo que hemos conseguido, un vértigo sano que te motiva a seguir trabajando para seguir viendo cómo se cumplen etapas

Durante estos meses de confinamiento, se ha hecho imprescindible el Teletrabajo. ¿Como lo has vivido?

Al principio fue muy estresante por la sensación de estar encerrado, perdimos la libertad que teníamos de repente. En la parte laboral, con el teletrabajo, supimos aprovechar todos los beneficios que tenía desde el principio. Teníamos más tiempo para organizarnos por la ausencia de interrupciones y nos comunicábamos de manera más ágil y directa. Hay que ser conscientes que, con el tiempo, el teletrabajo puede llevarte a una falta de comunicación con otras personas de tu entorno y provocarte una sensación de soledad.

¿Crees que ha venido para quedarse?

El teletrabajo ha venido para quedarse, es una herramienta imprescindible para la conciliación aportándote flexibilidad de horarios, pero debemos seguir aprendiendo a organizarlo y medir su desempeño en todos los puestos. Los objetivos que nos marcamos en esta nueva forma de trabajar es: aprender a reglarlo y luchar para minimizar la soledad que te puede generar.

Esta pandemia nos ha traído cosas muy malas, pero también nos ha enseñado cosas muy buenas para el futuro. ¿Qué destacarías?

“Hemos aprendido, como sociedad, que somos vulnerables sin importar la clase social. Nos ha proporcionado una lección de humildad a partir de la que estamos aprendiendo a disfrutar más las cosas pequeñas como pueden ser los momentos en casa. Muchas veces teníamos zonas de la casa que no le sacábamos el partido suficiente y que ahora se han convertido en sitios imprescindibles. Hemos aprendido a disfrutar más las casas”

Nos has traído hasta la orilla de la playa en Santiago de la Ribera, al mítico Chiringuito de Francis. ¿Por qué?

“Es el sitio donde yo respiro. Como he comentado soy una mujer de mar, necesito la brisa marina. Es mi sitio ideal para desconectar, sin importar la estación del año. Durante el invierno muchos viernes o sábado vengo aquí a comer y me pongo mirando al mar directamente, necesito verlo para recargar pilas “

¿Si te hiciéramos elegir entre Águilas y San Javier? “Es muy difícil de contestar, en águilas tengo mis raíces, mis amistades más profundas, mis paisajes… allí pase casi la mitad de mi vida. En San Javier tengo mi familia, mi trabajo y mi Mar Menor… aquí he crecido en la otra mitad de mi vida. Es mi hogar.”

¿Eres una mujer de Leyes? Pablo y Ana, su marido e hija presentes en la entrevista, se miran y se ríen. Ella sale rápidamente al quite entre risas. “No soy una mujer de leyes ni de normas aunque sean mi trabajo y las respete mucho. Creo que las normas están para poner orden y facilitar las cosas, la norma se tiene que recoger la mejor forma de hacer la cosas.  Las leyes tienen que crearse para poder vivir mejor, poner orden al caos, aunque a veces, paradójicamente, lo provoquen”

¿Eres una mujer que se salte las normas? No, para nada. No es bueno saltarse las normas, aunque sean complicadas de cumplir

Has dicho que también te hubiera gustado estudiar periodismo, ¿Por qué?

“Me gusta enterarme de las cosas, soy un poco cotilla” dice entre risas. “Me gusta estar informada y por qué ocurren las cosas. Me gusta mucho el periodismo político.”

¿Alguna vez te meterías en política?

En la política actual, con minúsculas, no. Como estudiante de Derecho Romano para mí la política en mayúsculas es el orden de la Polis, el servicio público y el orden de la ciudad. Tú puedes hacer política en una ciudad, es un pueblo o en una empresa… cuando organizas, estructuras o diriges una empresa también estás haciendo política. Esa vocación de política como servicio público reconozco que la tengo, pero en la política con minúscula actual no me veo.

Estamos en agosto el mes de vacaciones por excelencia, ¿que sería para ti un plan perfecto para disfrutar en vacaciones?

“Donde más disfruto es con mi familia en el Mar Menor y disfrutar de un buen arroz en un chiringuito.  Un poco clásico pero extraordinario “

¿Qué prefieres, el día o la noche? “La noche, siempre he sido muy nocturna. Tanto en mi época universitaria como ahora, aunque ya no es lo mismo.”

¿Qué eres, aunque no lo parezcas? “Soy mucho más sensible de lo que parece, me preocupo mucho por los demás. Tengo un aspecto mucho más duro de lo que realmente soy

¿Qué Hobby tienes? “No tengo un hobby definido, me encanta la cultura en todas sus formas y todo lo que tenga que ver con ella.”

¿Hay algo que nunca debe faltarte? Me gusta estar con gente y con gente diferente. Adoro conocer gente nueva e interesante, nunca debe faltarme gente a la que conocer.

¿Dónde no te veremos nunca? “No me verás nunca en un parque de atracciones, ni tirándome en paracaídas ni con la cabeza debajo del agua. Me encanta el mar, pero siempre con la cabeza fuera del agua”

¿Eres viajera? “Si, me gusta mucho viajar, pero ahora mismo no es posible. Eso sí, me gusta viajar para estar mejor que en mi casa”

¿Cuál es tu próximo destino? “No lo sé. Este verano iba a recorrer el sur de España y Portugal con mi familia, pero la situación no es la idónea ahora mismo”

¿Qué consejo le darías a tu hija? “Que haga siempre lo que le haga feliz, que luche por eso.”

 

Cortita y al pie

¿Un sitio para tomar una cerveza? El Chiringuito de Francis

¿Una canción? Voy a pasármelo bien, de Hombres G

Libro para el verano: La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón

¿Qué consejo daría? Que la gente sea autentica y se olvide de lo que digan los demás.

¿Cuál es tu copa preferida? Una buena copa de champagne.

¿Te gustaría ser invisible?  No sería mi poder favorito, preferiría ser inmortal para ver el transcurso de la historia

¿Un héroe o heroína de ficción? Me gustan los personajes reales que han cambiado el curso de la historia. Por ejemplo, Colón o Isabel La Católica.

¿Un epitafio?  No quiero epitafio porque no lo veré.