que-son-los-incoterms

¿Qué son los incoterms?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Es posible que uno pregunte: «¿qué son los incoterms?». Esa persona debe tener claro que responden a un tipo de clasificación concreta y que tienen diferentes tipos. Desde Grupo Caliche nos encargamos de realizar trabajos de manera profesional en el sector del transporte aéreo de mercancías. Por ese motivo, podemos ayudar a comprender la importancia de estos términos comerciales para la importación y exportación de productos. En principio, se trata de una serie de conceptos que ayudan a agilizar los procesos de compraventa.

¿Para qué sirven los incoterms?

Los incoterms son términos que se usan en el sector del transporte. Sirven para conocer de forma rápida y sencilla la distribución que se lleva a cabo para establecer los costes y las ganancias en cada transacción económica. Además, también se clasifican los riesgos económicos que pueden tener los compradores y los vendedores. Por lo tanto, es una forma de conocer el funcionamiento de las transacciones comerciales a nivel internacional. Podríamos decir que se centran en regular cuatro aspectos importantes de estas acciones.

1. Entregas de mercancías

El vendedor tiene la obligación de ocuparse de las transacciones que se acuerden en la compraventa y de indicarlo según el tipo de entrega que se pacte. Existen dos, que se marcan con las letras «E» y «D». La distinción depende de si el artículo se entrega a través de un intermediario o no. Los términos que se usan para diferenciar la entrega mediante transportista o transitario son «F» y «C». Los expertos en estos temas deben preocuparse de entender los significados de los códigos que utilizamos.

¿Qué tipo de incoterms podemos clasificar según su entrega de mercancías?

A continuación explicamos cómo se clasifican los inconterms en función de sus entrega y las distintas cláusulas que tienen acordadas entre el comprador y el vendedor.

  • Grupo C – Se produce cuando se realiza una entrega indirecta y el vendedor se ocupa de pagar los gastos del transporte.
  • Grupo D – Es una entrega directa. Aquí el vendedor se hace cargo de los costes y riesgos del envío, pero una vez que la mercancía llegue a su destino, los gastos pasarán a ser del comprador.
  • Grupo E – Significa entrega a la salida. El vendedor entrega la mercancía al comprador en sus instalaciones y sólo debe esperar a que esta sea retirada por el comprador.
  • Grupo F – En este caso se refiere a una entrega indirecta, ya que es el vendedor el que prepara la mercancía para entregársela al transportista. A diferencia de los incoterms del Grupo C, el vendedor queda eximido de los gastos y riesgos que se puedan producir en el transporte de la mercancía.

2. Transmisión de riesgos

Una parte fundamental de los incoterms, que se encarga de hacer las operaciones necesarias para calcular los riesgos y los gastos. Este aspecto sirve para hacer los cálculos necesarios a la hora de que tanto la parte compradora como la que vende sepan a qué riesgos se enfrentan. Su tratamiento depende del tipo de contrato que se estipule y dependerá de los acuerdos llevados a cabo en la compraventa.

3. Gestión de gastos

La distribución de gastos es un recurso imprescindible a tener en cuenta en las transacciones de compraventa internacionales. Son las que permiten determinar si vale o no la pena realizar el intercambio. Por norma general, es el vendedor el que se encarga de la distribución de todos los gastos que se necesitan para que la mercancía llegue al destino final. Para realizar este cálculo, hay que tener en cuenta todos los pasos del transporte y cuidar de que cada tipo de mercancía llegue en buenas condiciones.

4. Trámites en la aduana

El cuarto aspecto imprescindible es el de la gestión de temas de aduana. También es el vendedor el que se encarga de realizar este último trámite. Deben tenerse en cuenta los documentos de exportación de las mercancías, a no ser que no cuenten con despachos aduaneros. En este último caso, es posible que sea el propio comprador el que se tiene que hacer cargo de los trámites en las aduanas. En el resto de los casos, excepto que se pacte lo contrario, el cálculo tiene que realizarse desde la propia zona de venta.

En conclusión, los incoterms son términos de fácil uso que sirven para agilizar mucho los procesos de compraventa. Los profesionales y los interesados en el área se encargan de que todos los aspectos de la venta se realicen adecuadamente. Es importante, sobre todo, asegurarse de que los productos llegan a su destino final en perfectas condiciones. Para ello, conviene revisar muy bien todos los gastos, pero también saber con exactitud el tipo de transporte que necesita el artículo.