Contenedor LCL y FLC

Características y diferencias de los contenedores LCL y FCL

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En Grupo Caliche, como empresa de transporte de contenedores, realizamos actividades de transporte marítimo con contenedor LCL, así como con contenedor FLC. La larga experiencia que tenemos, así como el magnífico equipo que trabaja con nosotros, nos ha convertido en una referencia tanto en el sector como en la zona en la que nos ubicamos.

Contenedor LCL

El contenedor LCL o también denominado grupaje marítimo es un tipo de envío que se caracteriza porque la mercancía viaja dentro de un contenedor junto con la carga de otros expedidores, es decir, es compartido. Sus siglas hacen referencia a su nombre en inglés: Less than Container Load.

En Grupo Caliche trabajamos con estos contenedores, no obstante, antes de la elección es necesario conocer las características que le son inherentes:

  • Volumen del envío. Los contenedores de tipo LCL están indicados para mercancías de un volumen inferior, es decir, entre los 2 y los 13 metros cúbicos. En algunos casos, también puede salir rentable escoger un contenedor de este tipo para envíos de mercancías por debajo de los 2 metros cúbicos.
  • Seguridad de la carga. La carga siempre tiene que ser segura, no obstante, no todos los envíos ni todas las mercancías requieren el mismo nivel de seguridad. Las cargas en contenedores LCL se caracterizan por ser muy compactas, por lo tanto, no hay margen para los movimientos y, por consiguiente, el nivel de seguridad es alto.
  • Coste del envío. El coste del transporte es fundamental en la elección de un contenedor u otro. Para cargas de bajo volumen, según lo comentado anteriormente, recomendamos un envío LCL. Por otro lado, las tarifas LCL son muy estables en contraposición a otro tipo de contenedores.
  • Urgencia. El tiempo de envío o el carácter del mismo también es determinante en la elección de un tipo de contenedor u otro. Para los envíos LCL se trabaja con fechas de cierre más amplias, aunque se corre el riesgo de sufrir más retrasos.

Contenedor FLC

Los contenedores de este tipo son completos, es decir, la mercancía viaja en un mismo contenedor sin compartir espacio con otras cargas. En la práctica, todo el contenedor está a disposición del importador o exportador. En este caso, sus siglas indican su nombre en inglés: Full Container Load.

En Grupo Caliche también trabajamos con este tipo de contenedores. Precisamente por eso, sabemos que antes de decantarse por este tipo de envíos es recomendable conocer sus principales características:

  • Volumen del envío. Los envíos FLC son la opción más económica cuando la carga supera los 14 metros cúbicos.
  • Seguridad de la carga. A diferencia del LCL, en este caso el envío se realiza exclusivamente en un contenedor, por lo tanto, la carga sufre menor riesgo de entrar en contacto con la de otros expedidores. De esta forma se evitan todo tipo de daños en la mercancía, así como una posible contaminación.
  • Coste del envío. A partir de 13 metros cúbicos, la opción más económica es un envío FLC, aunque el contenedor no se haya llenado por completo. En determinadas ocasiones, es más conveniente realizar un envío FLC por debajo de los citados metros, no obstante, recomendamos realizar la consulta ante un transitario profesional. Las tarifas suelen experimentar una alta volatilidad.
  • Urgencia. La opción FLC es correcta si se trabaja con tiempos muy ajustados, e incluso para el caso de que los envíos tengan que llegar en una fecha concreta, es decir, sin ninguna demora. Hay que tener en cuenta que en los períodos de alta congestión es más complicado reservar un envío FLC que uno LCL.

Para obtener información más detallada sobre el contenedor LCL y FLC como formas de envío, tan solo hay que contactar con nosotros por los medios indicados en la pestaña de contacto.